domingo, 9 de noviembre de 2008

Papa Reynaldo

Mi papa Reynaldo con mi hermano Johann y yo

Como olvidarlo, esos largos paseos que me dabas, cuando me llevabas de la mano e ibamos a la casa de mis primos cuando me recogias y me decias "vamo?".... cuando me llevabas a pasear por las calles del centro de Lima, creo que gracias a ti aprendi a caminar rapido y el gusto de visitar a familiares y amigos, porque te gustaba mucho visitar a los tuyos, no eras amiguero, tu misma familia eran tus amigos y siempre notaba que te sentias a gusto. Te sentias orgulloso de tu numerosa familia, eras un buen anfitrion, tambien te encantaba ser visitado, tu clasico y largo "hooooola" cuando alguien conocido venia a la casa



Como olvidar cuando me llevabas al colegio todos los dias y al despertarme me decias "levantate Omar, colegio", con el desayuno de leche con pan con huevo que siempre lo extraño, de fondo escuchando la radio con valses limeños orquestados, cuando me recogias y me llevabas de la mano durante toda la primaria. Cuando almorzabamaos juntos oyendo de fondo musica mexicana que tanto te gustaba ......cuando jugabamos casino algunas noches, recuerdo que cuando jugabamos con mis amigos en mi cuarto tu solitario escuchabas en la radio musica de la Sonora Matancera que siempre pasaban a eso de las 7 u 8 y que tanto te hacian recordar a tu amada Luzmila.


Nunca me gustaba verte con copas demas, no era bueno para tu salud, aunque te ponias mas cariñoso, pero nunca me sentia bien verte asi. Recuerdo que eras muy celoso con mi papa cuando venia a verme, eran celos naturales y eso genero cierta rivalidad en ambos, a veces me sentia entre la espada y la pared cuando los veia juntos porque no sabia a donde ir.
Te sentias a gusto ver a tu numerosa familia reunida en tu casa, sentado en aquel sofá, sobre todo los sábados cuando casi todos tus hijos venian a verte, viendo Trampolin a la Fama y luego Risas y Salsa






Conforme pasaban los años y tu salud se iba deteriorando conversábamos mas, ya no podias caminar bien, pero sentado me contabas historias que nunca sabia, pero nunca contabas de tu esposa Luzmila, nunca me contaste nada de ella, me daba la impresión que te deprimias cuando la recordabas, es que enviudaste con mas de 10 hijos y con un sinfin de problemas que preferias no recordar.


En tus ultimos dias recuerdo que te dije "te quiero mucho", fue la primera y ultima vez que te dije eso, no tenia palabras para darte mi agradecimiento de todo lo que hiciste por mi cuando era niño.

Siempre te recordare Papa Reynaldo, mi abuelito querido, un 11 de noviembre de 1998 te fuiste e inmortalizado estas en el nombre de mi hijo




1 comentario:

luciahuirse dijo...

Querido primo, las remembranzas sobre mi abuelo me pusieron muy nostalgica y sólo me quedo secarme las lágrimas. Mi abuelito Reynaldo fue un gran ser humano, siempre preocupado por su numerosa familia. Siempre predico con el ejemplo, me encantaba como cocinaba y el cafecito que siempre pasaba para invitar a sus hijos. Tuve la dicha que mis hijos, sus bisnietos lo conocieran y aún lo recuerden con mucho cariño. Tenemos la dicha de llevar en nuestra sangre la herencia de un gran ser humano como fue nuestro abuelito. Tu prima Lucy